Volver a Instalaciones

Rehabilitamos a las víctimas del tráfico ilegal de animales silvestres, dándoles una segunda oportunidad de vida

image

El 14 se septiembre, la Policía Ecológica de Huánuco nos entregó un caso único y especial.

Una perezosa hembra adulta, había sobrevivido a una descarga eléctrica de 10.000 voltios en un poste de alta tensión.

Ver Más
image

El ATFFS decomisó 200 pihuichos (Brotogeris Versicolorus) que estaban destinados a ser comercializados de manera ilegal en la ciudad de Lima.

Se encontraron pihuichos hacinados en jaulas con el mínimo espacio para la cantidad de individuos por área. Lamentablemente algunas aves ya se encontraban sin vida.

Los principales problemas de salud que se detectaron fue la deshidratación, traumatismos e inanición.

Las aves fueron enviadas vía aérea hacia el Centro de Rescate, donde fueron evaluadas y se separaron de acuerdo a su estado de salud. Estas aves se adaptaron a la dieta en cautiverio temporal, recuperando así su condición corporal y plumaje.

Cuando las aves terminaron su cuarentena, se juntaron con otro grupo de pihuichos en rehabilitación.

La cuestión principal, fue la condición de plumas cortadas en las alas y cola. Esta situación limitó a las aves la capacidad de volar y movilizarse, siendo necesario colocarlas en un ambiente adecuado, con espacios limitados para que no se maltraten.

Ver Más
image

Estos monos choros fueron secuestrados de su hábitat natural y su familia por unos cazadores, que luego los vendieron como mascotas en Lima. Gracias a un operativo de rescate de la policía, que se contactaron con nosotros, conocimos a más monos que también eran víctimas del tráfico ilegal de animales silvestres. Estos animales tuvieron un largo proceso de rehabilitación.

La recuperación fue exitosa, asombrosamente tuvieron una segunda oportunidad de vida.

Ahora, se encuentran en la selva, en el centro de rescate "Mundo Natura!” en Tingo María, Huánuco. En un hábitat natural, espacioso y seguro de los cazadores.

Ver Más
image

Hace un tiempo las iguanas verdes fueron víctimas del tráfico ilegal de animales silvestres. Los cazadores las arrebataron de su propio hábitat y las llevaron a la capital de nuestro país.

La policía ecológica nos contactó y nos entregó a estos indefensos animalitos. Donde tuvimos que ayudar y recorrer un largo camino de recuperación.

Finalmente estas iguanas luchadoras se recuperaron y fueron llevadas a su hábitat natural, a la selva, al Centro de Rescate “Mundo Natural" en Tingo María, donde se encuentran en semi-libertad, disfrutando del sol, las frutas y sus hojas favoritas!

Ver Más